domingo, 7 de mayo de 2017

GRACIAS ESPIRITUALES EN FÁTIMA –– Fué buscando la salud del cuerpo y halló la del alma.




   La Santísima Virgen, en su Santuario de Fátima no solamente dispensa múltiples gracias curando las dolencias físicas de quienes fervorosamente acuden a Ella; dispensa también otro género de gracias, para nosotros de muchos más subidos quilates, gracias tan necesarias para nuestra salvación.

   Estos milagros morales, milagros en sentido espiritual, son consoladoramente más numerosos que las curaciones instantáneas de enfermedades materiales. No hay peregrinación en que no se registren varios de estos milagros morales. Referiremos los principales, extraídos del libro del Padre Luis G. Da Fonseca, profesor del Instituto Bíblico en Roma.

   Fué buscando la salud del cuerpo y halló la del alma. Un joven de 27 años, muy enfermo, natural de Baixo-Alentejo, jamás en los años de su vida había entablado relación con sacerdote alguno, siendo por lo tanto ignorante de toda noción religiosa. Solamente sabía que estaba bautizado. Oyó decir que en Fátima existía una santa que obraba muchos milagros. Allá fué en busca de ella, esperando recobrar la salud. En su calidad de enfermo, fué admitido sin dificultad en el pabellón de los enfermos.

   Al ver la multitud de personas que recibían la comunión, creyó que la Sagrada Hostia era el comprimido milagroso para alcanzar la salud, y muy ansioso se aproximó a recibirlo. Algunas personas allí presentes, conociendo la disposición del sujeto, le reprocharon de inmediato:

   — ¿Qué has hecho?... ¿No sabes que no se puede comulgar sin Confesarse y que has cometido un pecado gravísimo, comulgando en ese estado?

   El, dominado de una repentina compunción, se deshizo en lágrimas, no logrando tranquilizarlo las persuasivas y paternales frases del sacerdote, que le aseguraba que su pecado, por carecer de malicia, había sido simplemente material. Terminó el ministro de Dios instruyéndole en las principales verdades de nuestra santa fe, confesándose muy arrepentido, dando gracias a la Santísima Virgen, que por su intercesión había logrado la salud del alma, cuando fué a buscar la del cuerpo.

   Se trasladó a otro pueblo donde había sacerdote para cumplir más asiduamente sus obligaciones cristianas.


“APARICIONES de la  SANTÍSIMA VIRGEN en FÁTIMA”


P. LEONARDO RUSKOVI´C

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...