sábado, 7 de abril de 2018

SAN MACARIO Y EL DEMONIO – Por el Cura de Ars.





Escuchad lo que nos cuenta la historia (Vida de los Padres del desierto, San Macario de Egipto, t. 11, p. 358.).

   San Macario, un día que regresaba a su morada con un atado de leña, hallo al demonio empuñando un tridente de fuego, el cual le dijo: “Oh, Macario, cuanto sufro por no poderte maltratar; ¿por qué me haces sufrir tanto?, pues cuanto haces, lo practico yo mejor que tu: si tu ayunas, yo no como nunca; si tu pasas las noches en vela, yo no duermo nunca; solamente me aventajas en una cosa, y con ella me tienes vencido”. ¿Sabéis cuál era la cosa que tenía San Macario y el demonio no?

   ¡Ah!, amados míos, LA HUMILDAD. ¡Oh, hermosa virtud, cuan dichoso y cuan capaz de grandes cosas es el mortal que la posee!


“Fragmento de sermones escogidos sobre el orgullo”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...