miércoles, 7 de marzo de 2018

PARA PEDIR (A SAN JOSÉ) LA GRACIA DE UNA BUENA MUERTE.





   San José, padre proveedor de Nuestro Señor Jesucristo, padre rebosante de gracias, esposo de la bienaventurada Virgen María. Tu vida fue completamente santa y justa y, por ello, nada vino a perturbar, al final de tu existencia, tu anhelo celestial.

   San José, patrón indicado de los moribundos, nos encomendamos a ti en nuestra última hora terrenal. Cuando nuestras almas abandonen este mundo, pide por nosotros, con la Virgen María tu santa esposa y nuestra madre, la gracia de vuestro hijo divino, para que, llenos de fe imperturbable, de una esperanza y de una caridad incandescente, podemos vencer las tentaciones del enemigo malo y depositar nuestra alma sosegada, entre las manos del Padre, después de haber recibido dignamente a Jesús en la santísima Hostia. Así sea.



   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...