miércoles, 12 de julio de 2017

DESPRECIO DE TODA HONRA MUNDANA – Por el Beato Tomás de Kempis.



   Cristo. Hijo, no te entristezcas de ver que alaben y honren a otros, y a ti te humillen y desprecien.


   Eleva tu corazón al cielo y a mí, y no te contristará el desprecio de los hombres en este mundo.

El discípulo. Estamos ciegos, Señor, y la vanidad nos seduce fácilmente.

Si bien me considero, nunca he recibido injuria de ninguna criatura. Por lo cual tampoco puedo, con justicia, quejarme de ti.

   Merecidamente, todas las criaturas se arman contra mí, porque tantas veces y tan gravemente pequé contra ti.

   Por eso merezco yo desprecios y humillaciones; tú, alabanzas, honor y gloria. Y si no me preparo a querer sufrir desprecios y ser abandonado de toda criatura, y a parecer pura nada, no podré gozar de firme y durable paz del corazón, ni ser espiritualmente iluminado, ni unirme a ti perfectamente.


“LA IMITACIÓN DE CRISTO”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...